Las uñas del rinoceronte

-¿Tú sabes por qué los rinocerontes se pintan las uñas de rojo? -No, ¿por qué? -Para camuflarse entre las tomateras. -¿En serio? -¿Tú has visto alguna vez un rinoceronte entre las tomateras? -No, nunca. Ahí lo tienes: porque se camuflan de maravilla.

El ladrón y el comisario

El comisario interroga a un ladrón. -O sea, que ¿quieres hacernos creer que no robaste el brazalete, sino que te lo encontraste? -Sí, señor. -¿Y por qué no lo llevaste a la oficina de objetos perdidos? -Iba a hacerlo, pero entonces vi que llevaba una inscripción que decía: Tuyo para siempre.