El hombre de campo y el turista

Un hombre de campo a un turista: -No hay duda de que la humanidad progresa. Mis antepasados cultivaron esta tierra, y yo también, pero nuestra profesión ha sido distinta cada vez. Por ejemplo: mi abuelo era labrador, mi padre, campesino y yo agricultor. -¿Y su hijo qué será? -Agrónomo.

El hombre y las tierras

Un hombre que tenía tierras y propiedades se hizo del partido comunista. Al preguntarle por qué hacía eso, siendo propietario, contestó: -Porque con lo que tengo y con lo que me toque el día del reparto, seré mucho más rico.

La declaración de Perico

-Señorita, debo decirle que estoy profundamente enamorado de usted. Me llamo Perico Pérez y gano 3000 euros al mes. La chica hace ver que lo piensa, y enseguida pregunta: -¿Cuánto dijo dijo usted que se llamaba?