El esposo que es ladrón

La esposa de un delincuente habla con su madre: -El pobre marido mío tendrá que pasarse veinte años en la cárcel por haber robado 1 millón de euros en joyas. -¡Qué barbaridad! Y ahora, ¿qué será de ti? -No te preocupes por eso. -¿Qué piensas hacer? -Ir vendiendo poco a poco las joyas.

La falsa acusación

-Acuso a este hombre -dice el fiscal en el juicio de haber matado a su hermana, robado unos calcetines, asaltado un tren y dinamitado un avión. -¡Falso, falso! -protesta el acusado-. ¡Yo nunca he robado calcetines!