El hijo del ministro

Llegan las vacaciones de navidad y las notas tras la evaluación. Entre un ministro y su hijo: -¿Has salido bien de los exámenes? -Sí, papá, me han dado sobresaliente. -¿Y qué te han preguntado? -Que si era hijo tuyo.

El premio por sus notas

Hijo si sacas buenas notas, en navidad te daré 200 euros. Llegan las vacaciones de navidad cuando el hijo le dice: -Papá papá ¿te acuerdas que me prometiste 200 euros? – Si hijo, claro. -Bueno papa, pues te los ahorré