El viaje por Italia

– ¿Qué tal tu viaje por Italia? – Muy bien, estuve en Roma, en Milán, en Temeo. – ¿Temeo? ¿Nunca había oído hablar de esa ciudad? – Pues es grandisima. – ¿Si? – Si, y muy famosa. – ¿Estás seguro de que se llama Temeo? – Ah no! perdona, era Torino.

El almirante y su barco

Durante unas maniobras navales, el almirante de pronto exclama: -Aquí debería haber tres acorazados, y no veo más que dos. ¿Dónde está el otro? Los oficiales se miran entre sí. El almirante insiste: -¿Dónde está el tercer acorazado? -Señor, está usted en él.

Examen de ingreso a la marina

Un chico está haciendo el examen para entrar en la marina: – A ver, ¿cuántas anclas tiene un barco? – Ppues tiene once, señor. – ¿Once? ¿Está usted seguro de eso? – ¡Por supuesto señor! Por eso siempre dicen “eleven anclas”

Un paseo en barco

Dos tontos iban en un autobús: Uno le dice al otro: -Que día tan bueno hace y que bien navega este barco. Se tira por la ventana. Le dice el otro: -¿Que tal está el agua? Le contesta: -Tírate por el otro lado, que aquí esta el muelle, me he golpeado en el asfalto.

¿Qué harías?

Imagina que estás en un barco y que el barco se está hundiendo y que llega un cardumen de tiburones. Tienes una pistola con una bala, ¿Qué haces? El barco se hunde los tiburones se acercan, ¿Qué haces? Fácil, dejas de imaginar eso.