El cuerpo de la vida

Iban por el bosque subidos a un caballo un cura y una monja y de repente se produce
una gran tormenta, con tan mala suerte que un rayo mata al caballo.
El cura le dice a la monja:
– Creo que deberíamos pedir un último deseo, ya que de ésta no vamos a salir.
* Bueno, ¿cuál es tu último deseo?
– Pues mira, nunca he visto una monja en pelotas.
* Vale, me desnudaré.
– ¿Y cuál es tu último deseo?
* Pues yo tampoco he visto nunca a un cura en pelotas.
El cura al ver a la monja en pelotas se había empalmado, y ésta le pregunta:
* ¿Qué es esa cosa tan gorda y larga?
– Esto ser un miembro viril que al introducirse en cuerpo da vida.
Pues métesela al caballo a ver si resucita y podemos salir de aquí.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios