Los políticos en el restaurante

Politicos

Dos turistas políticos entran en un restaurante y piden albóndigas, pero en cada plato encuentran una tan dura que no se puede comer. Llaman al camarero:

-Oiga, estas dos albóndigas no se pueden comer.

-Es que son dos micrófonos.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios