Los peces y la esposa olvidadiza

A su regreso de un largo viaje, un señor le pregunta a su esposa:

-Querida, ¿diste de comer a los peces de colores?

-Sí -responda ella

-… Pero, ahora que lo pienso… ¡se me olvidó darles de beber!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios