La tareas bien hechas

– Marito, uno de los peores alumnos de la clase de matemáticas, presenta sus problemas perfectamente resueltos, y el profesor, sorprendido, le pregunta:

-¿Le pediste a tu hermano que te ayudara a hacer los problemas?

-No profesor.

-Dime la verdad, ¿seguro que no te ayudó a resolverlos?

-No, los resolvió él solo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios