La mujer que llora por su marido

El jardinero del cementerio casi todos los días veía a una mujer meando en la tumba de su marido.

Un día cansado ya de tener que limpiar siempre su locura le dice:

-¡Señora! ¿No puede usted llorar un rato como todas y luego irse a su casa?

-Mire caballero, cada una llora por donde más lo siente!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios