La culpabilidad del tabaco

Un tío que se muere, está dentro del ataúd y un colega suyo va a visitarle.
Se pone delante del féretro y empieza a decirle:
– Ya te lo decía yo Evaristo que el tabaco te va a matar, y tú venga tabaco y dale al tabaco y venga nicotina, mamonazo que eres un mamonazo.
La viuda se le acerca y le dice:
– Déjale en paz que le ha atropellado un camión
Y dice el colega.
– ¡Pero iba a por tabaco!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios