Un tuerto

Un tuerto con un ojo de cristal se sube al tren, y ve que está a tope menos en la parte trasera, total que va al final del tren y se sienta. Al cabo de 5 minutos, se saca el ojo de cristal y empieza a lanzarlo al aire, así un par de veces hasta que le pregunta una persona:
Disculpe, puedo preguntarle qué está haciendo.
Fácil, estoy mirando si hay sitio libre más delante.

 

Si queréis comprar las mejores frutas online, ya sabéis dónde hacerlo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios