Estaba un loco

Estaba un loco en el manicomio arrastrando una lata de sardinas amarrada a una pita.
Y el enfermero le dice:
¡Muy bonito su carro!
Y responde el loco:
¡Bruto!, no ve que es una lata de sardinas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios