En la tienda de muebles

Max va a una tienda de muebles a comprar una cama.

-Quiero una cama que sea robusta, pero muy muy muy robusta. El dependiente le muestra una cama muy recia.

-¡Nooo, ni pensarlo, necesito que sea mucho muuucho más robusta! El dependiente, intrigado, le pregunta:

-¿Y por qué ha de ser tan robusta, si puede saberse?

-Verá, es que tengo el sueño muuuy pesado..

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios