El hijo y la Marina

Le dice Carlos a su hijo:

-Hijo, me encantaría que te enrolaras en la Marina

-Pero padre, si no sé nadar.

-No importa. Tienen barcos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios