El catalán en un naufragio

El buque se hunde sin la menor esperanza de salvación. Unos gritan y otros rezan.

Pero allí se encontraba un catalán que mirando al cielo murmura: -¡Yo que había pagado ida y vuelta…!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios